Destinos

La Habana siempre enamora

Plazas, museos y sabores conjugan en la capital de Cuba con los resabios de la Revolución. Un viaje íntimo para conocer el pasado y presente de la Isla.

Para conocer La Habana, hay que caminar y caminar. Más allá de lo que indiquen los mapas, lo ideal es tener tiempo y paciencia para perderse entre las calles del centro histórico, olvidarse de prejuicios y dejarse llevar.  De cara al 2019, cuando se celebren 500 años del día en que colonizadores españoles fundaron San Cristóbal de La Habana (16 de noviembre de 1517), la emblemática capital de Cuba, que superó embates de piratas, corsarios y le dio batalla hasta huracanes, tiene a cada paso una joya para descubrir.

Mundo libre en destinos hippies

Lugares con sabor bohemio y encanto natural, o quizá parques temáticos de una filosofía que vuelve a ponerse de moda.

Entre fines de los años 60 y principios de los 70 se respiraban aires de libertad en la vieja Europa y muchos jóvenes comenzaron a viajar por todo el mundo. Para los hippies  lo más importante era desvincularse de la sociedad burguesa, probar drogas y pasarlo bien, en libertad. Fueron muchas las ciudades elegidas a lo largo del mundo por este movimiento que se extendió hasta nuestro país.

Los cardones, testigos de los paisajes salteños

A 60 km de Cachi, tras superar la Cuesta del Obispo, un parque nacional poco visitado tiene la mayor diversidad de cactus en el país.

De la ciudad de Salta a Cachi son unos 160 kilómetros de colores y naturaleza. Al atravesar el camino, de suelo rojizo, se llega hasta la Cuesta del Obispo y su punto más alto: la Piedra del Molino, con 3.360 metros.  

Según la historia, la Cuesta del Obispo se llama así porque en 1622, la máxima autoridad eclesiástica de la época, Monseñor Cortázar, viajaba desde Salta a Cachi y, como solía tardar varias horas, era común que durmiera a mitad de la subida.

Diez pinceladas de La Rioja

Entre tesoros arqueológicos y rocas rojizas milenarias, una guía para conocer algunos de los paisajes más impactantes de esta provincia argentina.

En medio de una  naturaleza frágil y salvaje, la provincia de La Rioja esconde secretos milenarios que los combina con paseos y excursiones para disfrutar de sus colores de tonos ocres y rojizos. En la tierra del caudillo “Chacho” Peñaloza, uno puede sentarse en silencio a apreciar una pared de piedra de casi cien metros, darse una vuelta por alguna de sus quebradas o valles, apreciar el vuelo de los cóndores o bien remontarse a la historia del cable-carril en Chilecito.

 

QUEBRADA DEL CÓNDOR

Valladolid, tierra de ilustres

La ciudad española, con fuertes vínculos con Colón, Felipe II y Cervantes, se caracteriza por sus aires renacentistas, las tradicionales tapas y sus históricos museos.

La española de Valladolid se consolida cada vez más como un destino de turismo interior con un crecimiento del número de visitantes.

Viaje al corazón de la naturaleza

Navegar los canales de los Esteros del Iberá, en Corrientes, es único. Un lugar repleto de espejos de agua donde se pueden avistar yacarés, carpinchos, ciervos y cientos de aves.

Refugio de más de 1.600 tipos de plantas, 350 especies de aves y unas 60 de reptiles, los Esteros del Iberá, se han convertido en un centro turístico de interés mundial y un ejemplo por el trabajo para la reintroducción de animales autóctonos que habían dejado de habitar la región. Ubicado en el centro de la provincia de Corrientes, es el segundo humedal más grande del mundo, y un imán para los viajeros que llegan hasta allí con la idea de descubrir un universo natural.

Relax en aguas cálidas bonaerenses

El turismo termal y de bienestar muestra un crecimiento vertiginoso en la provincia. Una opción ideal para hacer una escapada durante un fin de semana.

Cada vez más popular, el turismo termal, una modalidad recreativa y terapéutica, cuenta con más de 50 complejos en todo el país. Y la provincia de Buenos Aires, no se queda para nada atrás, con múltiples propuestas en los complejos de San Clemente del Tuyú, General Belgrano, Necochea, Carhué, Médanos, Villalonga y Pedro Luro. Con diferentes paisajes, la consigna suele ser la misma: relax en aguas cálidas para encontrarse a sí mismo y darle un mimo al cuerpo.

Un oasis colonial en el este mexicano

San Miguel de Allende tiene un sinfín de rincones para visitar. Con muy buena temperatura todo el año, se puede recorrer en bici o a pie.

San Miguel de Allende está de moda, y no solo para los jubilados estadounidenses que se asientan en esta ciudad colonial mexicana. Su encanto la está convirtiendo en uno de los destinos mejor valorados por los viajeros de todo el mundo.

Colón y San José, un sueño inmigrante

Entre palmares, estas dos localidades de Entre Ríos son un viaje a un pasado de esfuerzo y lleno de pasión.

Nada fue fácil para los inmigrantes que llegaron a la provincia de Entre Ríos a mediados del siglo XIX en búsqueda de un futuro mejor, cuando estaba todo por hacer en esas tierras. Suizos, franceses e italianos arribaron en una campaña promovida por el entonces el presidente de la Confederación Argentina, Justo José de Urquiza y nutrieron de matices inimaginables a lo que son las localidades de Colón y San José, una región que hoy se erige como atractivo turístico ineludible.

Puno: leyenda, islas y mucho color

El departamento peruano destaca por su paisaje, cultura y folclore. El Lago Titicaca es su máximo atractivo.

Sobre la meseta andina, Puno, una ciudad algo caótica, está dominada por la presencia del espectacular Lago Titicaca, lugar sagrado de los Incas y poblado de islas naturales y artificiales del Perú.  Fundada en 1668 por el Virrey Conde de Lemos para poner fin a los problemas de posesión de las minas de plata de Laicacota de los hermanos Gaspar y José Salcedo, posee sitios arqueológicos prehispánicos de construcciones circulares llamadas desde su origen chullpas, que atraen el turismo cada año.

Páginas

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

20/10/2018

tweets recientes