La “Ciudad de las Velas”

Construida sobre 48 conos volcánicos, Auckland, es la puerta de ingreso a la maravillosa Nueva Zelanda. Mezcla de ciudad moderna y colorida, cuenta con diversas actividades para disfrutar todo el año.

Por Gilda Selis, especial para De Viaje / En Auckland, una ciudad de Nueva Zelanda ubicada en la Isla Norte, puede llover, salir el sol, llover y volver a salir el sol al menos cinco veces al día. Sus habitantes cenan a las seis de la tarde cuando los negocios empiezan a cerrar, los autos circulan por la izquierda y los semáforos para peatones hacen ruido de disparo láser.

Para muchos es la entrada a Nueva Zelanda, pero merece ser más que un punto de tránsito, hay que tomarse cierto tiempo para familiarizarse con esta urbe seductora. Centrada en un istmo entre dos puertos y construida sobre 48 conos volcánicos, esta metrópoli es muy diferente a cualquier otra. Junto con su exuberante multiculturalidad, el resultado es una ciudad moderna y colorida del Pacífico.

Aunque Wellington es la capital de Nueva Zelanda, Auckland es la ciudad más poblada con casi un millón y medio de habitantes. La mayoría es de origen europeo, principalmente británico, pero hay importantes comunidades maoríes y de las islas del Pacífico. También existen grandes comunidades de asiáticos, fundamentalmente chinos y japoneses. Eso se traduce en la enorme variedad de restaurantes que hay en el lugar, con distintos orígenes, aromas y sabores. Y todo esto se siente al caminar por sus calles; aunque el inglés es el idioma oficial es a la vez el que menos se escucha.

Esta ciudad cosmopolita ocupa a la vez un imponente paisaje natural. Los residentes y visitantes disfrutan de un sinfín de actividades al aire libre. En cualquier punto de la brújula se encuentra una aventura diferente… ¿Qué tal hacer un picnic en un volcán? ¿O tal vez descansar en una playa dorada del Pacífico? ¿Almorzar en un viñedo en una isla? ¿Una dosis de compras por una avenida llena de malls? ¿Pasear entre edificios espejados o jugar al rugby en uno de sus extensos parques en pleno centro?

Auckland combina toda la sofisticación de una urbe de clase con maravillas naturales justo en su puerta. Hay quienes dicen que más que una gran ciudad es como un país entero en un sólo lugar.

 

Waiheke Island

Ir a Waiheke se siente como ir de viaje a un lugar lejano cuando en realidad sólo demanda un paseo en ferry de treinta minutos desde Auckland. Waiheke Island es la segunda isla más grande del golfo Hauraki y una de las más grandes del país. También es una de las más pobladas con casi 9 mil habitantes permanentes más unos 3500 temporales, es decir, personas que tienen un segundo hogar o casa de vacaciones. Esta isla es conocida por sus viñedos -algunos con gran reputación internacional como el Pinot Noir- y sus cultivos de oliva, además de su hermosa flora y fauna. Muchos jóvenes sudamericanos se encuentran trabajando y viviendo de la recolección de las uvas. Waiheke es también conocida como la isla de los artistas ya que varios de ellos tienen sus talleres de trabajo abiertos al público. A la isla se la puede recorrer de cuatro formas: a pie, en bicicleta, en autobús y en auto; y el paisaje del lugar varía mucho. Mientras que al este se ubican la mayor parte de los viñedos, al oeste predominan los villages y la vida balnearia con extensas playas y bahías, ideales para nadar.

 

Museo de Auckland

El primer Museo de Nueva Zelanda, establecido en 1852, se encuentra ubicado en uno de los mejores edificios del patrimonio del país. Cuenta la historia de Nueva Zelanda como nación desde la cultura maorí hasta la colonización por parte de Inglaterra. Está considerado como uno de los mejores museos en el hemisferio sur y es famoso por su colección de tesoros maoríes. Entre las innumerables piezas de esta completa exposición, se destacan un par de casas ceremoniales y una gran canoa de guerra. Todos los días hay una performance maorí de unos 45 minutos de duración donde se desarrollan canciones y danzas tradicionales como el “haka”.

Sky Tower

El icono de la ciudad es la Sky Tower, una torre de comunicaciones con una altitud de 328 metros. Fue inaugurada en 1997 y hoy en día es el monumento turístico más visitado de Auckland. Esta gigantesca torre, ubicada en el centro de la ciudad, es la culminación de un gran complejo turístico llamado Sky City que incluye un hotel, restaurantes y un casino. Es aconsejable subir hacia el atardecer para contemplar la espectacular puesta de sol y para los más aventureros existe la posibilidad de tirarse de la propia torre amarrados a dos cables tendidos entre uno de los miradores y el suelo, lo que se conoce como Skyjump. En Año Nuevo, se realiza un inmenso espectáculo de fuegos artificiales que se televisa internacionalmente, ya que por los husos horarios Nueva Zelanda es uno de los primeros países en recibirlo.

 

Paseos a toda hora

El Victoria Park está ubicado en la entrada de la ciudad. Tiene una gran superficie pero de ninguna manera es el parque más grande de Auckland. Pero la ventaja quizás sea la vista, desde donde se observa la zona del Harbour, la calle principal homónima y la Sky Tower. Los domingos los jóvenes se reúnen allí para jugar al soccer o al rugby.

El Victoria Market es, valga la redundancia, un mercado ubicado cerca del parque Victoria. A pocas cuadras, se puede disfrutar de un corto paseo por diferentes puestos que venden variados productos: desde alimentos típicos, pescados, verduras hasta remeras, bolsos y los más variados souvenirs.

Por su parte, la zona del Harbour es sofisticada y donde hay muchos restaurantes de primera clase diseñados especialmente para los turistas que desean tener una gran vista de la ciudad. El puerto de Auckland que proporciona enlaces a 160 puertos en 73 países es el centro marítimo de Nueva Zelanda. Además sobre sus aguas reposan los ferrys que parten a distintas excursiones así como también los veleros privados de los neozelandeses que salen a navegar los fines de semana soleados. Por eso, es muy fácil reconocer por qué a Auckland se la llama la “Ciudad de las Velas”.

 

De shopping

En Auckland se pueden encontrar grandes tiendas que venden lo último de la moda. Pero no sólo los aficionados a las tendencias podrán disfrutar de las compras; esta ciudad ofrece todo tipo de shopping, desde pequeñas boutiques de diseño, mercados de artesanías hasta mega malls.

Parnell, por ejemplo, está ubicado al este de la ciudad y es el suburbio más antiguo. A sólo diez minutos en autobús, respira historia, encanto e incluye un gran número de edificios patrimoniales, galerías de arte, puestos de artesanías y cafés.

A Newmarket se puede llegar caminando o en autobús. Es considerado por muchos como la capital de la moda de Nueva Zelanda. Con tiendas de lujo que representan las mejores marcas, este lugar ha construido su reputación como un barrio cosmopolita y chic.

Ponsonby, hacia el oeste, es otro de los barrios que se caracteriza por tener una enorme cantidad de negocios de ropa y bares. Y para sumar alguna aventura más a las compras si se toma el ferry desde el centro o se conduce sobre el puente del puerto se llega a Devonport. Los edificios conservados a lo largo de su calle principal ofrecen cafeterías y negocios pequeños que venden artesanías, antigüedades y artículos coleccionables. Ideal para ir a pasar el día y disfrutar de una excelente vista de la ciudad.

 

Playas cercanas

Son una treintena de playas las que se pueden encontrar dentro del istmo de Auckland, algunas urbanas y muy concurridas, otras más tranquilas y aisladas. Mission Bay es una bahía ubicada a diez minutos del centro y una de las playas urbanas más lindas. Está preparada para el turismo; en la calle principal se ubica una larga cadena de restaurantes, cafés, bares y heladerías. El mar en esta zona es un poco más tibio y allí habitualmente la gente anda en kayak.

Las playas de Takapuna son extensas y con arena dorada. En algunos sectores, el mar choca contra las rocas que están impregnadas de algas marinas y caracoles.

 

Por los parques

Albert Park, Mont Eden, One Tree Hill y Auckland Domain son algunos de los parques que se encuentran en Auckland. Lugares donde se disfruta de una jornada de deporte al aire libre, practicando senderismo, paseando o haciendo una barbacoa.

El Auckland Domain es el parque más antiguo y uno de los más grandes de la ciudad. Ubicado en el centro, tiene una dimensión de 75 hectáreas. Allí por la tardecita se juega al rugby, al cricket y al Ultimate Frisbee, una mezcla de fútbol, del baloncesto y del fútbol americano, sustituyendo el balón por un disco volador. El parque, en su interior posee una extensa arbolada con senderos y un gran lago con patos.

El Albert Park es otro de los más hermosos de la ciudad. Tiene una gran fuente de agua en su centro, el pasto muy bien cuidado y está rodeado de flores que se distinguen por sus vistosos colores. La desventaja de este parque es que para entrar hay que subir por unos escalones muy empinados.

 

Isla Rangitoto

Los amantes de la naturaleza no pueden dejar de visitar el volcán más joven del país, a tan sólo 8 km de Auckland. Se estima que la isla surgió durante una erupción volcánica probablemente ocurrida entre los siglos XIII y XIV y luego fue un punto estratégico en la época de la Segunda Guerra Mundial. Desde el puerto de la ciudad se puede verla, con su forma de volcán pero toda recubierta de vegetación. Se llega en ferry en 20 minutos o se puede realizar un viaje guiado en kayak. Apenas hay unas pintorescas casas que datan de la década del ‘20 y el ‘30 y uno no puede quedarse a pasar la noche en el lugar a no ser que tenga algún contacto. El paisaje es bastante silvestre, con cuevas y parajes de lava seca. A medida que se asciende, la flora se hace más tupida y la subida más empinada. Desde la cima del volcán se contempla la ciudad de Auckland y todas las demás islas que se encuentran en el Golfo de Hauraki. Es el destino favorito de los senderistas y excursionistas de un día.

 

TU GUÍA

Cómo llegar

Un vuelo entre Buenos Aires a Auckland por la compañía LAN para el mes de agosto arranca en los 18 mil pesos (con el 35% de la AFIP incluido). Por lo general es un destino costoso y no hay ofertas fáciles de conseguir.

Cuánto gastar

Una habitación para dos personas en un hotel tres estrellas como Best Western President ronda los 800 pesos por noche. Una habitación en un hostels está 190 pesos, mientras que un paquete para un matrimonio con alojamiento y vuelo por un total de trece días cuesta 67.200 pesos.

Más información

www.explorewaiheke.co.nz

www.aucklandmuseum.com

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

25/06/2017

tweets recientes