¿Sos o no un viajero millennial?

La generación nacida entre los años 1980 y 2000 tiene hábitos diferentes a sus antecesores. ¿Cómo es su comportamiento colectivo? ¿Sos uno de ellos?

Los viajeros “millennial” están de moda. Se trata de esa generación que creció durante la entrada del nuevo milenio, las personas nacidas entre el año 1980 y 2000, como máximo. Son el 27% de la población mundial y se caracterizan por sus nuevos hábitos de consumo, costumbres y aficiones. Pero, sobre todo, por su nueva y más mejor amiga: la tecnología. Estos jóvenes viven rodeados de aparatos electrónicos y los utilizan para desempeñar casi cualquier función de su día a día. Una costumbre que han transmitido al resto de generaciones con las que todavía conviven. Ahora bien, es bueno analizar el comportamiento de este colectivo, sus influencias a la hora de elegir un viaje, sus preferencias y sus temores.

 

Pasión por la valija

Para los jóvenes, viajar es una forma de salir de su entorno y vivir experiencias únicas y diferentes. Supone una vía de escape de las responsabilidades que tienen en casa. Ya no se trata de visitar todos los monumentos de la ciudad, sino descubrir cada rincón a la marcha y sin preocupaciones. Suelen organizar estas escapadas en grupo, principalmente con amigos. Aunque también existe un alto porcentaje de valientes que se atreven a hacerlo solos. Ya no se conforman con los paquetes cerrados, sino que demandan y valoran propuestas que les permitan experimentar; vivir en primera persona una aventura que enriquecerá sus vidas. Por este motivo, la concepción del viaje sufre una transformación. Y es que para los millennials, las experiencias pasan a situarse por encima de las posesiones, y, por lo tanto, priorizan los viajes en detrimento de la compra de bienes materiales u otros proyectos vitales.

 

Redes poderosas

Esta generación, sin duda, tiene una gran dependencia de las redes sociales. Ya no sólo Facebook o Instagram, sino otras que forman parte de su vida y ejercen una gran influencia, tanto en su toma de decisiones como en el relato posterior de su experiencia. El nuevo viajero valora las experiencias auténticas cuando son reconocidas y contrastadas en las redes sociales. Éstas son una de sus principales fuentes de inspiración a la hora de elegir un destino de vacaciones, sobretodo, cuando la información se acompaña de imágenes avaladas por otros internautas. Junto a estas fuentes de confianza, los millennials se apoyan en blogs de viaje, webs de expertos del sector y páginas de compañías especializadas. Eso de ir a una agencia de viajes y dejar que te planifiquen todo, ya pasó de moda para este grupo. La cosa es sentarse frente a la computadora y ponerse a investigar. Los millennials son expertos en encontrar ofertas, mientras que organizan sus visitas en función de lo ven en redes sociales y blogs especializados.

 

Saber compartir

Otro aspecto del grupo es la disponibilidad a compartir información a cambio de hacerse con la personalización deseada, una actitud que viene dada por una voluntad de minimizar riesgos. Y es que estos viajeros quieren tener el control, asegurándose de que sus planes han sido verificados por fuentes de confianza. Hablando de alojamientos, este es quizás el aspecto más llamativo y diferente de todos. Aunque también se sigan utilizando los hoteles convencionales, comienzan a aflorar otras opciones: hostales, campings de caravanas, couchsurfing e intercambio de casas, entre otras. Estos sitios deben tener ciertos requisitos indispensables, como por ejemplo, wifi gratis o servicios de free tour.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

24/06/2018

tweets recientes