Bruselas, para disfrutar la comida callejera

De lunes a domingo, los camiones de comida ocupan veinte sitios en todo el territorio de la capital de Bélgica de 180 mil habitantes.

Ofrecer en un puesto de la calle un plato de una calidad similar al que se sirve en un restaurante refinado es la idea de las camionetas de comida "gourmet" que recorren el centro de Bruselas, la primera ciudad europea que cuenta con una ruta dedicada a este tipo de gastronomía.

De lunes a domingo, los camiones de comida ocupan veinte sitios en todo el territorio de la capital de Bélgica de 180 mil habitantes. La moda de los conocidos en Estados Unidos como "food trucks", se ha extendido rápidamente en los últimos años, en particular en la capital belga, donde han proliferado los negocios ambulantes de cocina de autor.

El sendero ofrece una amplia variedad de alimentos, pero con el objetivo además de proporcionar alimentos saludables y originales. Los sitios están tan determinados que los camiones de comida se encuentran en armonía con el paisaje urbano, sin competencia desleal para el comercio local. Y por eso las autoridades publican mensualmente un mapa con los destinos de esos camiones gastronómicos.

La gama de camiones la integran no solo vehículos nuevos, sino también viejas camionetas y hasta antiguos furgones blindados transformados en restaurantes móviles. Los participantes en el recorrido han sido seleccionados sobre la base de una serie de criterios, empezando por el hecho de preparar "una cocina creativa de calidad y sana", explica la página web de la ciudad de Bruselas.

La variada oferta culinaria de estas camionetas, muchas de ellas especializadas en un plato estrella, abarca desde preparaciones clásicas, como hamburguesas, sándwiches o pizzas, siempre con un toque sofisticado y original, hasta una cocina más elaborada, como la comida tailandesa o mexicana. El turista suele inclinarse por un bagel (pan elaborado tradicionalmente de harina de trigo y que suele tener un agujero en el centro), los crepes bretones, croque-monsieur (una especie de tostado de jamón y queso).

Uno de los camiones famosos en la ciudad es el de Keep on toasting", quien de la mano del cocinero Jean-Baptiste Nyssen, transformó una camioneta nueva en una cocina ambulante "hecha a medida" y escogió el sándwich caliente como especialidad, del que propone cada mes distintas recetas, que se complementan con un postre. Entre las propuestas que ofrece se incluye el sándwich de mozzarella, jamón de parma, zanahoria rallada y pesto de basílico o el de lacón, queso, endivias a la brasa y cebollino.

Otras camionetas que participan en el recorrido son la bautizada como "Urban Cook", que ofrece hamburguesas hechas a base de la mejor carne de buey con salsas caseras, "El Camión", donde se disfruta de platos originales a base de productos ecológicos de temporada, cervezas de Bruselas y zumos naturales, o "La Mer du Sud", que propone pescado y marisco a la plancha o frito.

El objetivo de la ruta, de acuerdo a las autoridades, es además evitar las ocupaciones anárquicas del espacio púbico y garantizar la calidad y variedad de los productos.

 

Tres claves para el viaje

1) Bélgica tiene dos lenguas oficiales: francés y neerlandés. Aunque la gran mayoría de los habitantes se comunican en francés, también hablan inglés y cada vez más español.

2) Los meses que van desde octubre hasta marzo suelen ser bastante fríos. Los grises días de otoño ofrecen temperaturas cálidas. De junio a agosto promedia los 20 grados.

3) La Brussels Card es una tarjeta turística que incluye el acceso gratuito a más de 30 museos y monumentos. También proporciona descuentos en diversas tiendas y restaurantes.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

19/09/2018

tweets recientes