Colón: una suave caricia al alma

La ciudad de Entre Ríos, tierra de palmares, devela sus secretos y abre sus puertas para descubrir el bienestar del agua de sus termas. Una vuelta por el Molino Forclaz y a disfrutar su variada gastronomía.

Colón es un destino turístico que posee una ubicación de privilegio en la provincia de Entre Ríos. Recostada sobre el Río Uruguay, es acariciada y abrazada por sus aguas y las playas expresan la belleza del paisaje en un marco natural de singular esplendor. Su diversidad turística de calidad, se demuestra a través de un abanico de posibilidades en las que el turista puede deleitarse en esta localidad de 25 mil habitantes y sus alrededores.

Las termas, el palacio San José, el Molino Forclaz, el teatro Centenario, los shows de música en vivo, la bodega de alta gama Vulliez Sermet, la proximidad del Parque Nacional El Palmar, entre otras opciones para disfrutar, posicionan a Colón como un destino extraordinario para el otoño y el resto del año.

En principio, la ciudad combina una propuesta termal donde el agua y el entorno generan un microclima ideal para la relajación del visitante. Pocos centros termales cuentan con el paisaje y con la tranquilidad que ofrece el destino para que la práctica del termalismo sea completa y tan beneficiosa. Por ello, las aguas termales son reconocidas con la expresión “naturalmente distintas”.

En la Argentina las opciones termales son muchas y variadas, pero son pocos los destinos capaces de ofrecer una alternativa para que el termalismo sea una conjunción entre la salud física, corporal y mental. El diseño del parque termal de Colón, con su vista al río Uruguay, la naturaleza que rodea al espacio, y sus actividades complementarias de ocio y recreación, hacen de este destino una de las mejores opciones durante todo el año.

Sus aguas son muy especiales, logran calmar afecciones reumáticas y respiratorias, al tiempo que mejoran la textura de la piel. Su composición química supera toda clase de expectativas, el bicarbonato, el sodio y el calcio que presenta, despiertan múltiples sensaciones. El agua dulce fluye por las 13 piscinas con las que cuenta el complejo de manera tibia y relajante, ya que cuenta con tecnología de punta que permite adaptar la temperatura de la misma para las diferentes estaciones del año; nueve de las piscinas son al aire libre, tres cubiertas, una octogonal con jets de hidromasajes, y un sector exclusivo de relax con 8 camas individuales de hidromasajes.

Desde las entrañas de la tierra el acuífero Guaraní, una de las más importantes reservas de agua del mundo, brota el agua termal mineralizada de gran calidad, que mediante sus piscinas brinda la posibilidad de beneficiarse con sus propiedades. Desde la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires – UBA, a través del Departamento de Ciencias Geológicas, se realizan exhaustivamente los análisis bioquímicos de la calidad de sus aguas.

Mirar a lo lejos no solo sirve para anticiparse a lo que pueda pasar, en Colón, estando sumergido en las termas o disfrutando de los hidromasajes, se puede apreciar el río Uruguay que acompaña con su movimiento a la relajación en un entorno singular de riquezas naturales, donde agua, flora, fauna y paisaje se conjugan para formar un microclima especial que despierta en el visitante una sensación de bienestar y relax. El complejo termal cuenta con un amplio parque y espacios verdes con árboles nativos que albergan numerosas especies de aves que conviven con los sorprendidos visitantes.

La tranquilidad de Colón y de su gente permite la combinación de la armonía ambiental, con el aire puro que se respira, sumada a la tranquilidad de la noche, se logran excelentes resultados. Hay que dejar que la naturaleza haga su trabajo de conseguir ese relax tan necesario. Alejados de la rutina diaria, de los ruidos molestos de la gran ciudad, en Colón se puede apagar el celular y respirar profundo, para disfrutar de esas noches de sueño profundo.

Pero la ciudad tiene muchos secretos por descubrir. Uno de ellos es el Molino Forclaz, que carga sobre su espalda una historia de esfuerzo con ribetes trágicos. Levantado entre 1888 y 1890 por el suizo Juan Bautista Forclaz, uno de los inmigrantes establecidos en la zona, este molino de viento le ocasionó su ruina, pero en la actualidad esta atracción convertida en Monumento Histórico Nacional recibe a cientos de turistas. El molino, de paredes circulares de doce metros de altura con tres entrepisos en el interior, está hecho con piedra mora, la misma que la Basílica de Luján, y dejó de funcionar diez años después de su inauguración. Su construcción costó lo equivalente a tres estancias y allí, como en los comentarios de la gente del pueblo, residió su enfermedad. A las dificultades económicas, se sumó la depresión. Y a los 44 años, Juan Forclaz murió de tristeza sin haber cumplido su sueño. Hoy se pueden hacer allí visitas guiadas de día, aunque cada tanto se hacen de noche bajo la luz de candelabros, velas y faroles a kerosene. También, el molino propone visitas guiadas teatralizadas: imperdibles.

Para saborear el yatay

Entre las ondulaciones de la geografía de esta zona, con afloramientos de areniscas cuarzosas, se asoman las palmeras de yatay, que se pueden observar entre la rojiza tierra. El uso del fruto posee una interesante historia, dado que proviene de los pueblos originarios de la costa del río Uruguay.

Actualmente con el yatay se han conseguido realizar unas salsas dulces, que bañando quesos fuertes como el azul, logran sobresalir la intensidad del mismo, así también sucede con el pescado frito de río, costillitas de pacú en almíbar, o acompañando una bondiola. Las salsas de yatay permiten, además de la tradicional, recrear otros sabores utilizando también un poquito de romero o alguna hierba, es un producto muy versátil. El cerdo al yatay, en tanto, es otra sutileza para el paladar.

 

Más info

Dirección Municipal de Turismo

(3447) 423000 / 421233

info@colonturimo.tur.ar

www.colonturismo.tur.ar

 

TU GUÍA

Termas Colón

www.termascolon.gov.ar

Abierto de 9 a 21 horas

Entrada: $180

Menores: $70

Jubilado: $100

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

23/08/2017

tweets recientes