Chimpay, tras los pasos de Ceferino Namuncurá

Todos los meses de agosto, la localidad rionegrina recibe a miles los peregrinos. Además de la senda de Ceferino, la provincia cuenta con la Ruta de los Salesianos.

Tranquilo pueblo de unos 4 mil habitantes, Chimpay surge en el Valle Medio del río Negro con sus bases casi enteramente en la producción agrícola. Pero esta localidad se hizo famosa porque fue la cuna de uno de los hombres más venerados de nuestra Patagonia. Aquí nació Ceferino Namuncurá en 1886; fue hijo del cacique mapuche Namuncurá y de la cautiva chilena Rosario Burgos, a quien se le atribuyen numerosos milagros.

En este contexto, el pueblo espera más de 60 mil visitantes para fines de agosto, cuando se cumplan 10 años de la beatificación de este hijo famoso del lugar, muerto a los 19 años en Roma, víctima de la tuberculosis, por lo cual sus autoridades buscan desarrollar la hotelería y la gastronomía ante este fenómeno creciente del turismo religioso.

Ceferino, nieto del cacique Cafulcurá, cuyo padre peleó contra Julio Argentino Roca, tiene un santuario en Chimpay, con un parque llamado Ceferiniano, donde todos los 26 de agosto llegan miles de peregrinos para agradecer los favores que aseguran haber recibido del beato, lo que acrecienta su fama y la cantidad de pedidos que recibe.

La importancia de Namuncurá en la cultura argentina es tal que el año pasado se realizó en Chimpay el congreso de la Cámara de Turismo Religioso y ahora, su presidente, Ricardo Sangla, le pidió al intendente que represente al lugar en la organización, lo que éste adelantó será aceptado.

Alguna vez reveló el famoso cuentista Luis Landriscina que hace muchos años lo enfrentó el sacerdote salesiano Pedro Passino y le preguntó porqué no dejaba entrar en su vida a Ceferino y lo instó a pedirle algo y ofrecerle una promesa, por lo que el cuentista admitió que le pidió que le solucionara el problema que tenía con una concesionaria que casi lo funde, lo que se resolvió en 15 días cuando apareció un comprador.

Además de la senda de Ceferino en Chimpay, la provincia cuenta con la Ruta de los Salesianos, que se origina en Viedma, donde existió el primer alojamiento turístico de la región ya que esa congregación siempre construía un lugar para recibir a los viajeros y peregrinos, entre los que destacó el accionar de los misioneros que se desarrollaron en la Cordillera. El pueblo tiene un hotel con 30 camas mientras que Choele Choel, a 45 kilómetros, cuenta con 300 plazas, y que muy cerca está el pueblo de Lamarca, cuna del escrito y periodista Rodolfo Walsh.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

23/08/2017

tweets recientes