Delfines patagónicos, esos amigos del navegante

Uno de los mejores lugares para verlos es frente a la ciudad de Rawson. Desde el puerto de la capital provincial, junto a la villa de Playa Unión, parten grandes gomones.

El espectáculo que ofrecen los delfines patagónicos en su amistosa relación con los navegantes, al correr junto a las naves, cruzar bajo su casco para aparecer en cualquier punto cercano y dar grandes saltos que exhiben los perfectos planos blanco y negro de su piel, tiene un escenario exclusivo que es el mar argentino frente a toda la costa patagónica.

Este cetáceo, que por su monocromía podría llamarse "panda del mar", tiene dos nombres comunes: el tradicional, tonina overa, y el nuevo, "delfín patagónico", que lo define como una especie endémica de esta región, desde Carmen de Patagones hasta el Estrecho de Magallanes y la costa limítrofe chilena. Pero  uno de los mejores lugares para ver a este mamífero marino, cuyo nombre científico es "Cephalorhynchus commersonii"es frente a Rawson, por la desembocadura del río Chubut.

Desde el puerto de la capital provincial, junto a la villa de Playa Unión, parten grandes gomones que pueden llevar hasta 60 pasajeros, que realizan excursiones a pocos kilómetros de la costa . Y si bien pueden durar horas porque los delfines se hacen esperar, cuando aparecen se justifica el tiempo de la aventura.

El lugar de encuentro es la Bahía Engaño, entre las playas Unión y la Magagna, en la margen derecha del Chubut. Allí los sedimentos que arrastró el río forman una barrera que sólo se puede cruzar con marea alta y en barcos pequeños, por lo que los barcos de gran calado deben ir a Puerto Madryn.

La estrategia más usual de las empresas que realizan estos avistajes es reunir dos embarcaciones en un punto y allí, cuando se cruzan, las personas que van en un gomón ven los animales que "escapan" de la otra embarcación. Pero no se trata sólo de ver a los delfines delante de los barcos, saltan, se cruzan en el camino de las naves y corren detrás de los barcos siguiendo la estela de las hélices, por lo que las embarcaciones navegan en círculos y el mar se llena de espuma blanca.

 

TU GUÍA

Cuánto cuesta
El paseo tiene un costo de 850 pesos por persona adulta, mientras que los menores pagan 450 pesos. Según los prestadores, la experiencia es apta para todas las edades.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

11/12/2017

tweets recientes