Todos a la arena

Las playas de la provincia de Buenos Aires son las más elegidas cada verano por los viajeros. Un repaso por las principales para ir preparando las vacaciones.

NECOCHEA

Con más de 30 kilómetros de playas, entre las que conviven algunas más desérticas con las de más populosas, acantilados, grutas y médanos, Necochea siempre es un destino que despierta el interés de la familia para pasar los meses de verano. Sus amplios balnearios, una renovada área comercial, el deporte aventura y actividades para aprovechar la variada naturaleza, hacen de esta ciudad un lugar tranquilo pero con adrenalina, si es que uno la prefiere.

A las playas, el destino agrega la posibilidad de disfrutar del río Quequén con su circuito de cascadas naturales y el Parque Miguel Lillo, con fogones, caballos y juegos infantiles. Éste, con sus 640 hectáreas, ofrece otra alternativa a los que quieren escapar de la playa y caminar a la sombra de pinos y eucaliptos.

A la altura del Parque Cura Meucó, uno puede optar por los kayaks y animarse a las cascadas naturales. Se trata de una sucesión de saltos y rápidos de escaso metraje, aptos para la aventura sin riesgos.

También un clásico es la travesía en una camioneta 4 x 4 rumbo a Médano Blanco. Atravesando las playas de Punta Florida y Cueva del Tigre, se llega a esta cumbre de arena de cien metros de altura que oficia de mirador natural. Muy cerca, está el complejo de aguas termales homónimo con piscinas y spa, una opción para los que buscan algo de relax. Se trata de 42 hectáreas de campo que rodean a un casco de estancia. La construcción conserva la gran casa original de estilo nórdico que la familia danesa Rasmussen construyó en 1925.

www.necochea.tur.ar

 

PINAMAR

La exclusividad de Cariló por un lado, la vida más familiar de Ostende por otro, o bien la movida que siempre dice presente en las playas del centro. Todo eso convive en el partido de Pinamar y en sus 23 kilómetros de arena aprovechable. Además de las caminatas al borde del mar, uno puede internarse en las dunas o bien internarse en el bosque.

Hay más de 30 balnearios y para todas las generaciones y gustos. Los tradicionales y familiares y los que marcan la movida joven y trendy con recitales en vivo. Los que quieren huir del centro y las multitudes se corren a la zona conocida como La Frontera. O bien ir hacia el norte, a Montecarlo, localidad fundada por tres franceses, sin urbanización.

El Sendero Verde y el Circuito Mirador Natural Martín Pescador permiten familiarizarse con la amplia variedad de árboles, plantas y aves. A su vez, el Camino del Mar propone recorrer 9 km por la playa, desde el final de la avenida Bunge hasta el último parador del norte; se puede optar por rumbear hacia el sur y completar 10 km. Muchos optan hacer parte de los recorridos a caballo (son mansos y para todas las edades) o en cuatriciclo.

Pero en Pinamar, la noche es distinguida. La esquina de Bunge y Libertador es el núcleo absoluto, en el que todo turista pasa buena parte de su estadía. Para adolescentes, siguen vigentes el histórico complejo de boliches.

www.pinamar.tur.ar

 

MAR DEL PLATA

Más allá de las propuestas que busca renovar cada verano, Mar del Plata es un imán para turistas de todo el país y del extranjero. No sólo por la gran variedad de playas que se extienden a lo largo de sus 47 kilómetros de costa, sino por la amplia cartelera de teatro y los diversos paseos para aprovechar en los días que el sol no acompaña.

Desde las populosas playas céntricas (Bristol, Popular, Punta Iglesia, Las Toscas), pasando por las de aguas más calmas por las escolleras (Varese y Cabo Corrientes), las tradicionales como La Perla o los balnearios privados al sur del Faro de Punta Mogotes, en “La Feliz” se mezclan todos los viajeros con el único objetivo de disfrutar de la arena y el agua.

Los amantes de la naturaleza también cuentan con el bosque Peralta Ramos y Laguna y Sierra de los Padres. Mientras que los barrios Stella Maris, Los Troncos y Divino Rostro son los más tradicionales, diferenciados por la arquitectura sólida de sus residencias en las que predominan los materiales nobles como la piedra y la madera, y los techos de teja.

En tanto, aquellos que apuestan a la noche, además de decenas de obras de teatro con los actores del momento, los bares de Alem o en los boliches de la avenida Constitución son infaltables.  En ese sentido, la ciudad cuenta en los últimos tiempos con una treintena de cerveceros artesanales y casi setenta puntos de degustación, entre los que destacan bares de fábrica, bares cerveceros, restaurantes donde se expende cerveza artesanal, entre otros.

www.turismomardelplata.gov.ar

PARTIDO DE LA COSTA

Desde playas tranquilas y exclusivas, a otras populares o las que son más elegidas por jóvenes, el Partido de la Costa tiene una oferta amplia para el verano y con una gastronomía que invita a probar un buen plato con pescado.

Si bien la cabecera es Mar del Tuyú, se considera a San Clemente del Tuyú como la capital turística, y en parte gracias a Mundo Marino. Se destacan la pesca de corvina en Punta Rasa, el parque bahía Aventura y el Vivero Cosme Argerich. Mientras que Santa Teresita cuenta con un parque acuático, pista de kárting y una cancha de golf, San Bernardo es la que tiene la mejor y más grande movida nocturna. Aunque para los más chicos también vale la pena visitar El Laberinto de Las Toninas.

Mar de Ajó atrapa al viajero pos sus playas anchas con barcos hundidos en medio de leyendas de naufragios y tesoros perdidos; Aguas Verdes por su relajante paisaje natural con el contrafondo histórico del Castillo Duhau; y la Lucila del Mar por ese encanto que dan las añejas arboledas y las casas de techos bajos.

www.lacosta.gob.ar

 

VILLA GESELL

Con su estilo relajado y bohemio, Villa Gesell es uno de los destinos más elegidos por los jóvenes, pero también por miles de familias que se reparten entre sus otros balnearios del partido: Mar Azul, Colonia Marina, Las Gaviotas y Mar de las Pampas. Sus 20 km de playas, al menos en la cabecera del partido, permiten recorrerlos a pie gracias y evitar la congestión de tránsito.

El paisaje de la ciudad que cuenta con una de las más completas "feria hippie" del país, es un mix entre el verde de los árboles con que su fundador, Carlos Gesell, forestó la zona, y las dunas y médanos. Otro lugar que no se puede dejar de conocer es el Pinar del Norte: 14 hectáreas forestadas donde se puede conocer la historia de Gesell, a través del Museo y Archivo Histórico Municipal y disfrutar de la naturaleza. Hay un vivero, un taller de producción de esculturas y un centro apícola. Y mientras a 30 km hacia el sur se encuentra la Reserva Natural Municipal Faro Querandí, por la tarde-noche ya la avenida 3 es el epicentro de la actividad social de los que regresan de disfrutar la playa.

Los que buscan más “exclusividad” van hasta Mar de las Pampas, embajadora del movimiento “vivir sin prisa” y defensora desde sus inicios de una construcción que no invada ni modifique la flora natural. Aún más tranquilos y con menos desarrollo comercial y gastronómico están Las Gaviotas y Mar Azul, ideales para recuperar energías y respirar aire puro.

www.turismo.gesell.gob.ar

 

TRES ARROYOS

Con tres balnearios tranquilos pero cada uno con impronta propia, Tres Arroyos es otros de los destinos que continúa en crecimiento en los últimos años gracias a la apuesta que se ha hecho por el turismo y la profesionalización de los sectores implicados. Claromecó, Reta y Orense son las tres playas que los viajeros que llegan hasta la parte sur de la provincia pueden visitar.

Claromecó es el más popular, gracias a sus playas extensas. Es el escenario ideal para recorrer en 4x4, cuatriciclo y a través de cabalgatas guiadas. También se pueden visitar el Faro de 1922, que se ubica entre los más altos de Sudamérica. Entre éste y el Arroyo Claromecó existen varias bajadas y/o paradores: La Barra y La Posta del Faro, donde se puede bajar con vehículos, o Samoa y La Playita del Medio, zonas habilitadas para el baño porque hay guardavidas. También la pesca, embarcada o desde la orilla, es muy intensa en toda la zona.

Más agrestes todavía son las playas de Reta y Orense. En el primero de los balnearios, sus calles pintorescas y playas pacíficas, se puede visitar La Boca, la desembocadura del río Quequén Salado, la Gruta Virgen de Lourdes y la albufera, un accidente geográfico donde una laguna de agua dulce desemboca en el mar. En Orense, en tanto, la apuesta son los paisajes naturales que incluye el Médano 40, una enorme duna forestada, así como el Arroyo Cristiano Muerto. También se destaca en la zona el Salto San Julián, ideal para la práctica de la pesca deportiva.

www.tresarroyos.tur.ar

 

MAR CHIQUITA

A tan solo 18 kilómetros de Mar del Plata, se encuentra Santa Clara del Mar, en el partido de Mar Chiquita, con una amplia gama de servicios para el turista familiero en busca de playas tranquilas y amplios horizontes con vistas al Atlántico. Balneario Parque Mar Chiquita, Mar de Cobo, Atlántida, Camet Norte, Santa Elena, Playa Dorada, Frente Mar y La Caleta son las localidades que constituyen el litoral marítimo y que están siempre están dispuestas a dar la bienvenida al viajero.

Sin embargo, es Santa Clara la que concentra las principales actividades. Con pintorescas construcciones de techo de paja y calles de arena que exhiben nombres de los más reconocidos balnearios de Argentina y el mundo, esta villa costera seduce desde su ubicación privilegiada con una propuesta ideal para la familia y los amigos que buscan la tranquilidad que ofrecen estas costas. La pesca es otro de los platos fuertes de esta villa de verano. Desde la costa o contratando excursiones embarcadas, una amplia variedad de especies en ejemplares de gran porte hacen al deleite de los apasionados por esta disciplina.

En cuanto a la gastronomía, hay una gran variedad de opciones: parrilladas, pescados, mariscos, pizzas y comidas caseras. Un dato para tener en cuenta: todos los años, se realiza la Fiesta de la Cerveza Artesanal.

www.marchiquita.gov.ar 

 

MIRAMAR

Miramar, ciudad cabecera del partido de General Alvarado, se caracteriza por sus atractivos naturales, la tranquilidad y un amplio abanico de actividades para compartir con amigos o en familia. Este destino combina playas de suave declive con la brisa de los pinares que habitan este balneario de la provincia de Buenos Aires. Tradicionalmente fue conocida como la Ciudad de los Niños pero de un tiempo a esta parte, Miramar cambió su lei motiv y actualmente es la Ciudad de la Familia.

Los turistas que arriben a este centro turístico no pueden dejar de visitar, además de la arena y el agua, el Bosque Energético, llamado así por las leyendas sobre experiencias extrasensoriales que circulan sobre este espacio natural. Relatos sobre ovnis, ciudades subterráneas y los resabios de la caída de un meteorito hace millones de años, son algunas de las historias que sobrevuelan este predio de pinos.

Otra de las opciones es conocer Mar del Sud, a 20 kilómetros de Miramar, por la ruta 11. Se trata de un pueblo marítimo de extensas playas, ideal para tirarse sobre la arena de cara al sol y conectarse con el sonido de las olas. También pueden visitar la Casa de los Caracoles, llamada así por estar cubierta con caracolas recolectadas en estas costas sureñas. Otra estación en el recorrido es el viejo Boulevard Atlantic Hotel, construido a fines del siglo XIX y que actualmente se encuentra fuera de funcionamiento.

www.miramar.tur.ar

 

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

25/06/2017

tweets recientes