Todos los verdes están en Chaco

El Parque Nacional Chaco cuenta con una variada y particular biodiversidad. Es una opción turística a visitar tanto por su reserva de quebrachos como por ser refugio de especies animales en extinción.

A unos 120 kilómetros de Resistencia, el Parque Nacional Chaco es un área protegida de unas 15 mil hectáreas nutridas de diversos verdes entre los que sobresalen lapachos y guayacanes gigantes, algunos de más de 400 años. La fusión de los ambientes paranaense y chaqueño dan al lugar creado en 1954 una diversidad que incluye selvas de ribera y monte fuerte, quebrachales y sabanas, esteros, cañadas y lagunas. 

Pasaron muchos años para que el parque creado para proteger la extinción de un bosque puro de quebracho colorado chaqueño, vuelva a ser un espacio mágico donde dejarse llevar por sus senderos. Hay que remontarse a los años en que la compañía inglesa La Forestal explotaba a hombres y a bosques de la zona. En su afán depredatorio terminó con casi todos los refugios de quebrachos durante un siglo, hasta que en 1954 la declaración de Parque Nacional trajo una bocanada de aire fresco. Ahora, la única reserva de este árbol está en este lugar que cumplió 60 años “de su nueva vida”.

La especie de quebracho que predomina es “colorado” con la que se hacen los durmientes del ferrocarril y de la que se extrae el tanino. Y todas las variedades misioneras, cubiertas de helechos y epífitas, conviven con la aspereza de los quebrachos, pero también algarrobos, molles y tunas.

A los verdes, hay que sumar el sonido de los pájaros y el transitar de diversas especies de animales. Sus recovecos sirven de refugio de 353 especies de aves silvestres -según registros de la Administración de Parques Nacionales-, además de mamíferos como monos carayá, coatíes, zorro de monte, carpincho y pumas, más reptiles como tortugas acuáticas y yacarés overos, peces e insectos, entre éstos últimos variadas y coloridas mariposas. Entre las especies amenazadas que habitan esta reserva natural figuran el oso hormiguero grande, el lobito de río, el aguará guazú y el tapir.

En el ingreso al parque, que es totalmente gratuito, hay un  área de acampe, con  espacio para un gran fogón y juegos infantiles sobre el río Negro. Hay presencia permanente de los guardaparques, lo que genera tranquilidad en los visitantes ya que con ellos puede evacuar todo tipo de dudas que suelen aparecer cuando uno se enfrenta a este tipo de lugares. Si uno prefiere recorrerlo con un guía, también puede hacerlo.

El parque cuenta con circuitos pedestres y vehiculares, de distinta duración y fácil acceso, que se pueden transitar en bicicleta, y realizar avistaje de aves y reconocimiento de flora y fauna. Son 13 kilómetros que nos llevan por caminos donde los pájaros, que se cuelgan de las ramas, trinan. Pero uno de los caminos elegidos es el que nos lleva a los espejos de agua que allí se destacan. El río Negro desagua en la laguna Panza de Cabra, en la zona sur del parque, y son 11 kilómetros para recorrer en vehículo. En el norte, las lagunas Yacaré y Carpincho son antiguos madrejones del río Negro, ahora ganados por el pajonal, las totoras y el embalsado. El sendero que permite visitar ambas lagunas queda a seis kilómetros de la intendencia, y también se llega en auto. 

TU GUÍA

Cómo llegar

Para llegar al parque hay que ir primero Capitán Solari, cabecera del municipio donde se encuentra, en cuya plaza principal está la oficina de información turística. Para llegar en automóvil desde Resistencia se debe tomar la Ruta Nacional 16 hacia el oeste y, tras 56 kilómetros, desde su cruce con la Ruta Provincial 9 recorrer otros 19 kilómetros hasta La Escondida, y entonces avanzar otros 40 kilómetros hacia el norte hasta Capitán Solari.

Desde esta comuna hay que tomar un camino vecinal mejorado y transitar 5 kilómetros para arribar a la entrada del Parque Nacional Chaco, en un camino señalizado y en buen estado, aunque es recomendable no iniciar este último trayecto si llueve.

 

Dónde dormir

El “Campamento Educativo”, el predio para acampar en el parque, tiene capacidad para entre 50 y 60 carpas y dispone de sanitarios con agua fría y caliente, duchas, lavatorios, luz eléctrica, leña, mesas y parrillas, además de conexión wifi y señal de telefonía celular. El teléfono del Parque es el 03725-499161.

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

18/10/2017

tweets recientes