En Puerto Madryn, las especies dicen presente

La temporada de avistaje de ballenas, orcas, lobos, pingüinos y elefantes marinos se largó a pleno. Un lugar paradisíaco para disfrutar de la naturaleza.

La ciudad chubutense de Puerto Madryn comienza a vivir su temporada de avistaje de ballenas, orcas, lobos y elefantes marinos, pingüinos y un centenar de otras especies de aves marinas y costeras, en la que es posible disfrutar también de las aguas del Golfo Nuevo.

El Atlántico azul, los acantilados y las playas de canto rodado dibujan el escenario perfecto para los protagonistas de esta temporada en Península Valdés, que no por nada, fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por Unesco en 1999. A unos 50 kilómetros de Puerto Madryn por ruta asfaltada, esta península se abre paso en el mar entre los golfos Nuevo y San José, y queda unida al continente por el estrecho istmo Carlos Ameghino. En sus 3625 kilómetros cuadrados y una franja protegida de tres millas marinas a su alrededor, acá se concentra la mayor diversidad de fauna marina de nuestra Patagonia.

El calendario de fauna tilda todos los casilleros hasta diciembre, desde los gigantes cetáceos de Valdés hasta los dos millones de pingüinos que aloja la Reserva Natural Punta Tombo. Las pasarelas aéreas permiten avanzar por el parque sin molestar a las familias de magallánicos mientras cuidan sus nidos, dan de comer a sus pequeños, o los acompañan al mar para enseñarles a ganarse la vida antes de lanzarse a la travesía anual por el Atlántico.

Durante la temporada, los ejemplares de ballena franca austral se pueden avistar fácilmente desde la costa, frente a la playa o en el muelle de de la Península Valdés. Las ballenas francas australes llegaron en junio, buscando un ámbito tranquilo para reproducirse y criar, y los turistas pueden observar, a muy pocos metros de distancia, sus costumbres y rituales de apareamiento.

Los ejemplares de esta especie también se pueden ver desde la rambla local, en el área natural El Doradillo y en los avistajes embarcados desde Puerto Pirámides, una paradisíaca bahía del Golfo Nuevo donde se pueden realizar travesías en kayak en medio de una increíble cantidad de lobos y elefantes marinos.

Los pingüinos de Magallanes encuentran lugares ideales para su reproducción en la estancia San Lorenzo, en el área protegida Punta Norte y en la reserva El Pedral y en Punta Ninfas, que forman parte de la reserva de biósfera de Unesco, y se convierten en otro de los atractivos salientes de la temporada alta madrynense. El Área Natural Protegida Punta Tombo, ubicada a 170 kilómetros de Puerto Madryn, aloja la colonia de pingüinos de Magallanes más grande de América, con casi un millón de ejemplares.

En tanto, los elefantes y lobos marinos, entre septiembre y abril, dejan ver su simpatía en varios puntos de la costa chubutense, en especial en las reservas de Punta Loma y Punta Pirámide y sobre todo en las playas de Punta Norte.

 

TU GUÍA

Cuánto cuesta

Un paquete de tres noches con vuelo desde Buenos Aires y hotel para dos personas comienza en los 12.200 pesos. La habitación de un hostel por día cuesta desde 350 pesos, mientras que la noche en una habitación doble en un hotel como el Fantilli arranca en los 1500 pesos. 

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

24/06/2017

tweets recientes