Para sacar las mejores fotos

En esta época, hay lugares que por sus colores permiten tomar las mejores imágenes para el recuerdo. Te presentamos seis destinos imperdibles de Argentina.

Viajar, disfrutar el camino, cambiar de aire… mientras se descubren paisajes nuevos pueden surgir momentos de inspiración, y muchos se lanzan a capturar esos instantes con su cámara. Ya en primavera y cada vez más cerca del verano, un universo de colores y contrastes viste a cada postal argentina de una forma diferente, y el clima de la época acompaña para emprender una escapada. Entre mucho sol, cielos bien celestes y vegetación de tonalidades intensas, te recomendamos seis destinos inspiradores para que aproveches esta temporada ideal.

 

La Puna inmensa

En la provincia de Salta, pueblos encantadores permiten descubrir, entre cardones y montañas, un paisaje que deja sin palabras a más de uno y que se torna más especial aún con las tonalidades de esta época.

Cámara en mano y acompañados por la temperatura amable del día, una caminata por San Antonio de los Cobres (a 163 kilómetros de la capital provincial) es ideal para admirarse con el mercado de artesanías, donde rebosan los colores vivos, los diseños andinos y la calidez de su gente; de fondo, las callecitas de tierra y las casas de adobe brindan una vista espectacular.

En Tolar Grande (a 360 kilómetros de la ciudad de Salta), otra de las localidades emblema, es imperdible aprovechar las panorámicas maravillosas de la cordillera desde El Mirador. Atravesar los paisajes entre pueblo y pueblo, ver el sol reflejado en los espejos de agua, cada detalle forma parte de la experiencia de la Puna, vestida de los colores del atardecer y de la vegetación, del turquesa del cielo y de la Pachamama.

 

Península Valdés

Desde muy cerca, en la costa o a bordo de una embarcación que se toma en Puerto Pirámides, se avistan las ballenas que llegan cada año a la Península Valdés, provincia de Chubut. Por el clima apacible, la primavera es un momento perfecto para acercarse a admirar un espectáculo único de la naturaleza que se da de junio a diciembre.

Las aguas tranquilas y transparentes en el Golfo Nuevo permiten navegaciones mansas, en las que se oye el resoplido de estas gigantes. Un momento especial para estar ahí, con la cámara lista esperando el instante de un salto o cuando permanecen un rato con la cola fuera del agua y golpean la superficie con las aletas.

 

Jaukaanigás

¡Rodearse de naturaleza! Jaukaanigás es uno de los mayores humedales de la Argentina, y recibe a los visitantes con una orquesta de flora y fauna admirable en el noroeste de la provincia de Santa Fe. Reptiles, el escurridizo aguará guazú, aves, monos y peces de río habitan esta reserva de agua dulce; mientras el agua cristalina de los esteros refleja la abundante vegetación que trepa hacia donde se mire. En estos meses, el paisaje se llena del sinfín de colores de la naturaleza, y ser testigo de un atardecer asegura que los momentos para sacar fotos increíbles aparezcan unos tras otros.

Paisajes serranos

Con sus arroyos, llanuras, colinas y bosques, el sur de la provincia de Buenos Aires parece el escenario de un cuento fantástico. La época primaveral y el inicio del verano invita a salir al aire libre para disfrutar del sol y las temperaturas agradables en estos entornos cubiertos de verde.

Una escapada aquí es ideal para la introspección y, quizás por ello, tantos artistas eligen Sierra de la Ventana o Tandil para dejarse conquistar por sus paisajes. Subir al cerro de la Ventana y admirar desde arriba la postal panorámica a través de su abertura proporciona más momentos de inspiración, tantos como los que surgen frente a las lagunas y valles ancestrales en Balcarce. En Saldungaray y Azul, seguir las huellas del arquitecto Salamone amerita otra caminata con la cámara preparada, bien atentos.

 

Laguna Mar Chiquita

Una escapada a este espejo de agua de la provincia de Córdoba brinda conexión con la naturaleza y la tranquilidad absoluta. Anonadados ante la inmensidad de la laguna Mar Chiquita (o mar de Ansenuza), al noreste de la provincia se observan aves y la más variada fauna, se realizan safaris fotográficos y paseos bajo la luna.

En esta época del año, el escenario sorprende con una paleta de colores única, al igual que ser testigo de un amanecer o un atardecer enmarcado en esta postal, cuando los colores del cielo en contraste con la laguna brindan un momento perfecto.

 

Parque Ischigualasto

Nadie puede pasar por alto el contraste de las formas rocosas increíbles con el cielo siempre celeste en este parque lleno de historia y valor arqueológico. Aprovechando el clima ideal, se emprenden caminatas, dispuestos a capturar en fotos las figuras raras que adopta la naturaleza, como “el submarino” y “el hongo”.

Los diversos tonos de color de la tierra se despliegan en el suelo y las paredes rocosas se imponen ante la inmensidad. Si hay luna llena, es imperdible visitar el parque de noche: el cielo lleno de estrellas brinda una perspectiva cautivante.

 

Más info

www.argentina.tur.ar

www.facebook.com/viajaportupais

@viajaportupais

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

18/10/2017

tweets recientes