El paraíso del smoking

Los pingüinos son la gran vedette de Puerto Deseado. Allí conviven el penacho amarillo y los Magallanes. Además, este sitio lleno de aventura cuenta con la única ría de Sudamérica de 44 kilómetros de largo.

Con su particular pelaje asemejando un smoking, el pingüino de penacho amarillo desembarca cada año en la costa de Puerto Deseado para darle vida a este rincón pesquero de la provincia de Santa Cruz. En esta colonia única y accesible de Sudamérica, estos simpáticos y coloridos representantes formarán parte de postales increíbles durante las excursiones de un ecoturismo con diferentes propuestas para toda la familia. Además, estas aves conviven en cercanía con los pingüinos de Magallanes, la otra comunidad que despierta el interés de los viajeros.

Con la mano que la acción volcánica talló hace 500 millones de años, el paisaje de la localidad que deslumbró al mismísimo naturalista inglés Charles Darwin armoniza profundos cañadones, costas empinadas y una sucesión de islotes bordeados de agua verde-turquesa. Aunque tiene la exclusividad de tener la única ría de Sudamérica, de 44 kilómetros de largo. Esta es un accidente geográfico que surgió cuando el río Deseado cambió su vertiente hacia el Pacífico y abandonó su lecho, para luego ser invadido por el mar.

Tierra de estas aves de espaldas negras y pecheras blancas, la Reserva Isla Pingüino, se convierte en esta época un sitio elegido por miles de turistas. Con la llegada de las hembras, se conforman unas 1.200 parejas, a las que en diciembre se sumarán aproximadamente 500 juveniles. La Reserva Isla Pingüino, es una de las áreas naturales protegidas por la provincia, ubicada a sólo 20 kilómetros del casco urbano y accesible al turismo a través de una breve navegación. Allí se darán cita unos 2 mil pingüinos de penacho amarillo que convivirán  con 30 mil pingüinos de Magallanes en la nidificación y cuidado de sus crías.

Los días que median entre la llegada del grupo y la postura de los primeros huevos se dedican a la búsqueda y acondicionamiento de los albergues. Son momentos de extrema actividad y frecuentes escaramuzas. Las parejas ya consolidadas localizan el viejo nido y se ocupan de remozarlo. Las nuevas, en cambio, buscan un buen sitio para cavarse uno. Algunos machos, en vez de utilizar el nido del año anterior -tal vez demasiado alejado de la costa-, se traban en furiosas peleas por conseguir una mejor ubicación.

A la isla Pingüino se llega en naves pequeñas y los desembarcos suelen hacerse sobre la costa norte. A la colonia de los penacho amarillo se llega luego de una caminata que atraviesa la isla, en cuyo centro hay un viejo faro abandonado que data de 1903. cuenta la historia que tuvo un alcance lumínico de distinta intensidad en base al tipo de alimentación. En su inicio, se utilizaba querosén y en la actualidad es eléctrico, a base de paneles foto voltaicos. Detrás del faro están los pingüinos penacho, conocidos también como pájaros bobos saltadores por su costumbre de moverse de un lugar a otro con saltos torpes y muy pequeños. Al ser una comunidad agresiva, para caminar entre ellos hay que guardar una distancia prudencial para que los animales no intenten morder al turista.

Pero hay otras excursiones en gomones semirrígidos que parten de la zona del puerto y hacen un circuito que generalmente va hasta la boca de la ría en el mar abierto y luego recorre islas y la margen sur, con avistaje de fauna marina en las islas Chaffers, Elena, Larga y de Los Pájaros, en la que se desembarca y se recorre la playa norte. Estas islas están pobladas de pingüinos, lobos marinos de un pelo, aves de todo tipo y las simpáticas toninas overas, particulares delfines blancos y negros que juegan con las olas que genera la lancha. Aunque los viajeros más ávidos de aventura se inclinan por llegar hasta la Isla de los Pájaros, donde se puede caminar cerca de la costa para no alterar a los pingüinos magallánicos, cuya característica es el doble collar que separa el negro de su cabeza, alas y lomo del blanco del pecho y vientre.

Otros rumbos

La ciudad que surgió como un asentamiento de colonos dedicados a la cría de ovejas, con la llegada del capitán Antonio Oneto en 1884, cuenta también con circuitos que incluyen bicicleteadas, itinerarios náuticos, los más recomendados para poder apreciar la monumentalidad del paisaje y combinados de caminata y navegación. La costa norte de la ría es la que presenta la mayor cantidad de atractivos, especialmente por su irregular y dramática topografía.

Además hay recorridos de trekking, de distinta dificultad que invitan a adentrarse en la aventura. Cerca de la desembocadura se llega a Roca Leona, una zona que permite la visita a la Cueva del Indio y la Cueva de los Leones, frente al mar y así llegar a Punta Cavendish.

Mientras que otro de los sitios imperdibles son los Miradores de Darwin. Llamados así en honor al naturalista que recorrió la zona en su viaje a bordo del Beagle, se ubican al fondo de la ría, como una profunda grieta en mitad del llano. Se trata de un conjunto de formaciones rocosas, producto del paso de las agua por el cañón del río Deseado. Se remonta la ría hasta su final en gomones semirrígidos y se navega por el cañón del Río Deseado. Luego se hace trekking hasta los miradores. Esta opción necesita de unas seis horas. Pero hay otra forma de llegar, y es por tierra. En ese caso se accede a través de la estancia La Aurora, a 70 kilómetros de Puerto Deseado y las opciones son recorrerlos en vehículos 4x4 o a pie. Como la estancia es privada se recomienda contratar una excursión desde la ciudad o bien pedir permiso. En total se demora unas cuatro horas.

 

TU GUÍA

Cómo llegar

Desde Buenos Aires hay vuelos diarios a Comodoro Rivadavia por la empresa Aerolíneas Argentinas desde 2351 pesos. Luego hay que transitar en colectivo unos 290 km hasta Deseado. El costo es de unos 300 pesos.

Cuánto cuesta

La ciudad de unos 20 mil habitantes tiene alrededor de 300 camas de alojamiento, entre hoteles y cabañas. Los hoteles más económicos arrancan en 500 pesos la habitación doble, mientras que se consiguen cabañas para cuatro personas desde unos 1.100 pesos por día. 

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

24/06/2017

tweets recientes