Tucumán: senderos de primavera

El circuito de las Yungas es uno de los más elegidos de la provincia. Un paseo por las ecosendas del cerro San Javier. Y luego nos vamos rumbo a Tafí del Valle.

Al acercarse la primavera, cualquier fin de semana tienta con una escapada para alejarse de la rutina. Al norte de la provincia de Tucumán, los senderos inspiran a cambiar el ritmo de la ciudad por paisajes nuevos, sólo con la compañía de la naturaleza y el sonido de las aves que musicalizan el momento. Entre cerros y valles, el aire puro y la frondosa vegetación se perciben a cada paso.

Un recorrido por la geografía tucumana puede empezar bien temprano; sólo hace falta un buen desayuno con sabores locales y animarse a salir a andar. Cada viajero elige por dónde ir de acuerdo al grado de dificultad de la caminata que desee encarar y, entonces, comienza el desafío placentero que va dejando atrás la rutina.

Por el circuito de las Yungas, la villa y el cerro de San Javier, las localidades de Villa Nogués y de Yerba Buena, y el Dique El Cadillal sorprenden con toda su naturaleza verde entre entornos soñados.

Las ecosendas del cerro San Javier, a 23 kilómetros de San Miguel de Tucumán, invitan a un paseo por caminos de montaña que atraviesan diferentes alturas y donde se disfrutan tanto las yungas como los ambientes de bosque chaqueño. Lomadas ondulantes cubiertas de un tapiz verde son el escenario perfecto para un trekking en el que el silencio y los aromas de la vegetación en plena primavera envuelven los sentidos.

De a poco, se va entrando en el ritmo que marcan los sonidos del lugar: una cascada a lo lejos, un arroyo que fluye y las aves siempre presentes. El juego de luces y sombras que provoca el sol colándose entre las frondosas copas de los árboles relaja tanto como sentir la brisa en el rostro y a medida que se avanza, se destacan el horco molle, el laurel, la tipa y el cedro; además de arbustos, enredaderas y helechos.

Tanta travesía tiene su premio: la vista panorámica única de la ciudad desde el cerro es una postal que se querrá traer de recuerdo. Además, al llegar a Anta Muerta, a 5 kilómetros de San Javier, se observa el magnífico paisaje de la ciudad y el valle de un lado, y del otro, verdes mesadas que tienen como fondo las cumbres calchaquíes.

Las sendas más complejas tienen guías y equipos de apoyo. Para apreciar el escenario desde una perspectiva diferente, un recorrido a caballo o un vuelo en parapente conectan con la naturaleza de una forma distinta.

 

Rumbo al dique

El paseo se puede extender hasta el dique Celestino Gelsi, más conocido como El Cadillal. Se encuentra a sólo 26 kilómetros de la capital provincial, rodeado por el cerro Medici y por las sierras de Medina, donde aerosillas, lanchas, bicicletas y las bananas

acuáticas prestan una tarde diferente. Entre cerros y mucho verdor, la unión con el entorno se vivencia al respirar profundo, mientras todo el estrés queda ya muy atrás.

El viaje se puede combinar con una visita a los Valles Calchaquíes, en una travesía que lleva por hermosas localidades como Tafí del Valle y Colalao del Valle.

El camino de acceso a Tafí atraviesa cerros cubiertos por la selva subtropical y anticipa la conexión natural. Se descubren rápidos y cascadas, con la oportunidad de pescar truchas, cerca se observan verdes lomadas y luego el magnífico valle se abre cercado por cumbres y da la bienvenida a la experiencia.

Llamas, ovejas y un sinfín de animales acompañan el recorrido, y el sonido del viento y los cascos de los caballos aportan la tranquilidad para seguir sumergidos en el ritmo calmo.

Caminar por los valles que se extienden ante los viajeros, cruzar ríos, acampar y ver cómo el amanecer cubre de rojo los paisajes alucinantes, detenerse a probar un queso artesanal en una estancia de Tafí, o perderse entre las añosas arboledas, frutales y viñedos de Colalao del Valle. Cada rincón es un tesoro a descubrir, y compartir momentos con la gente del lugar es una forma de coronar el viaje.

Cada circuito conduce a refugios, albergues y puestos de montaña que ayudan a los viajeros a experimentar la libertad de dejar todo atrás y llegar a puntos de la provincia a los que sólo se puede acceder caminando. Es la oportunidad de alcanzar lugares nuevos, donde se aprecia la inmensidad y el ajetreo de la ciudad cede paso a la pausa natural.

 

Más info

www.argentina.tur.ar

www.facebook.com/viajaportupais

@viajaportupais

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

21/08/2017

tweets recientes