Buenos Aires

La tradición está de fiesta

San Antonio de Areco ofrece un pasaje al pasado gauchesco que ha logrado conservar con esmero en su arquitectura de nostálgicas casonas, calles adoquinadas, viejas pulperías y almacenes. Comidas típicas, peñas y turismo rural a 113 km de capital federal.

Idea para relajarse y descansar en una escapada que incluya unos días de campo en alguna de sus estancias, San Antonio de Areco, declarada Capital Nacional de la Tradición en 2014, ha logrado conservar parte de la tradición gauchesca que se expresa, por ejemplo, en su casco histórico, caminos rurales, las viejas pulperías, los bodegones y los almacenes.

Todos a la arena

Las playas de la provincia de Buenos Aires son las más elegidas cada verano por los viajeros. Un repaso por las principales para ir preparando las vacaciones.

NECOCHEA

Con más de 30 kilómetros de playas, entre las que conviven algunas más desérticas con las de más populosas, acantilados, grutas y médanos, Necochea siempre es un destino que despierta el interés de la familia para pasar los meses de verano. Sus amplios balnearios, una renovada área comercial, el deporte aventura y actividades para aprovechar la variada naturaleza, hacen de esta ciudad un lugar tranquilo pero con adrenalina, si es que uno la prefiere.

San Clemente, para chicos y grandes

sta ciudad donde el Río de la Plata desemboca en el mar Argentino ofrece además de las playas, Mundo Marino y Termas Marinas.

Matizada por la extraña y mutua disolución de río y mar producida constantemente en su territorio, la ciudad de San Clemente del Tuyú, situada a la cabeza del Partido de la Costa, presenta una compleja cartelera turística basada sobre todo en atractivos naturales. Tanto para chicos como grandes, además de las playas, esta localidad bonaerense cuenta con dos opciones ideales para el disfrute, la sanación y el aprendizaje: Mundo Marino y Termas Marinas.

Claromecó, una postal en movimiento

Una suave brisa del norte calienta esos cuerpos en traje de baño que se rehúsan a ponerse un abrigo. El cielo se tiñe de atardecer y el mar es su protagonista.

Por María Leticia Villalba, especial para De Viaje / Al sur de la provincia de Buenos Aires, a sólo 69 kilómetros de la localidad de Tres Arroyos, se encuentra Claromecó, un pueblo tranquilo, de playas amplias donde el espectáculo más apreciado se vive en su costa: el sol nace y se esconde en el mar.

Sabores, leyendas y fe

Frutas, quesos, fiambres y vino son los elementos que conforman las opciones gourmet de la provincia de Buenos Aires. Pero también nos topamos con Art Déco y muchas historias por descubrir.

Más allá de la costa atlántica, las sierras de Tandil o el Delta del Tigre, las zonas turísticas más promocionadas en la provincia de Buenos Aires, las ciudades del interior que no cuentan con estas bondades, apuestan a nuevas alternativas: rutas gourmet, religiosas o arquitectónicas. Cada vez más emprendimientos privados, con ayuda de los municipios y el Gobierno, se van multiplicando a lo largo del territorio.

Mar del Plata, con brillo eterno

La ciudad costera se reinventa para el invierno. Con aires señoriales y lejos del bullicio, uno puede tener una mirada diferente de sus históricos rincones.

Amada por millones, deseada por todos. La Rambla, el puerto, los teatros, sus museos, el centro, su comida, el casino. Mar del Plata es eso, y mucho más. Lo tiene todo, o casi, y lo que no, lo inventa para renovarse cada año y no sólo ser un destino de playa, sol y arena. La ciudad de la costa atlántica, desafía al frío y también el invierno termina siendo una época ideal para disfrutar de sus virtudes.

Escapadas con sabor a campo

Fiestas tradicionales, historia contada por sus pobladores, y encuentros con la naturaleza son algunas de las alternativas que brindan las pequeñas poblaciones rurales.

VILLA LOGÜERCIO

Los encantos de Tandil

La ciudad de la provincia de Buenos Aires es un lugar soñado para disfrutar todo el año. En medio de un paisaje encantador de sierras y valles, la aventura está a la vuelta de cada esquina.

Tandil es uno de esos destinos que ofrece todo. Conocida mundialmente por su Piedra Movediza, un raro fenómeno por el cual una roca de 300 toneladas se mantenía en equilibrio, balanceándose. Si bien la piedra se desprendió en 1912, siguió atrayendo turistas, hasta convertirse en un símbolo. Hoy se puede ver una reproducción de ella en el mismo lugar que se encontraba, dentro del Parque Lítico La Movediza. Pero hay mucho más por descubrir: desde opciones turismo aventura o religioso, hasta un interminable recorrido gastronómico que nos hará alegrar nuestro estómago.

Balcarce, bajo el guiño de Fangio

La ciudad bonaerense combina sierras y actividades al aire libre con un museo increíble para los fanáticos del automovilismo.

Meca del automovilismo gracias al nacimiento de su hijo pródigo, el quíntuple campeón mundial de Fórmula 1 Juan Manuel Fangio, Balcarce ostenta una variada cartelera turística compuesta por un destacado museo en honor al deportista, colinas y cerros donde practicar las más extremas aventuras, y también extensas áreas donde disfrutar la tranquilidad y el aire libre.

Clásico de clásicos

Con el verano a pleno, las principales playas bonaerenses se renuevan para recibir a miles de turistas.

Pinamar

Las inmensas playas que se extienden a lo largo de 23 kilómetros desde Cariló hasta Pinamar, que incluyen a Valeria del Mar y Ostende, permiten aprovechar la arena en todo su esplendor. Con precios que parten por un dos ambiente en 30 mil pesos para todo enero o una casa por 65 mil pesos, la ciudad siempre renueva sus luces en la tradicional Bunge para captar la atención de los turistas, sobre todo de jóvenes.

Páginas

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

25/06/2017

tweets recientes