Argentina

Capilla del Monte, la capital mística

En pleno Valle de Punilla, se ganó un lugar en el corazón de los investigadores y curiosos del tema ovni, y de los fanáticos de las corrientes New Age de todo el mundo.

Por Marcelo Metayer, especial para De Viaje // Toda la provincia de Córdoba es especial para el viajero, pero hay lugares que sobresalen por razones muy particulares. Uno de ellos es Capilla del Monte, la emblemática población ubicada al pie del cerro Uritorco desde hace más de 400 años y que en las últimas décadas se convirtió en la Meca del turismo místico de Argentina. En muchos lugares se ven ovnis, en otros hay peregrinaciones religiosas, pero en Capilla confluyen éstas y otras corrientes para formar una mezcla única, que atrae turistas de todo el mundo.

Destinos con leyendas

El turismo y los mitos van de la mano. Argentina tiene varios secretos por descubrir. Te contamos algunos para que no dejes de maravillarte.

El hada del Champaquí

Trepar el Champaquí, el cerro más alto de Córdoba, siempre es un desafío y una aventura. Con sus 2980 metros de altura, se impone como una mole que en sus senderos guarda sorpresas naturales de todo tipo y como un mirador excepcional para deleitarse con paisaje. Su fama no radica sólo en que es el punto más alto de las Sierras Grandes, sino que, además, permite distintos recorridos para llegar a la cima.

Una vuelta por los parques nacionales

Naturaleza en estado puro, contacto con flora y fauna, paisajes únicos. Estos espacios se extienden a lo largo del país.

Los parques nacionales reciben a los visitantes este verano con una propuesta de turismo responsable, amigable con el ambiente y enfocada en el respeto por las culturas locales, que resalta por la decisión de las Naciones Unidas de declarar 2017 como el "Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo".

Tres momentos para disfrutar en San Luis

La provincia cuenta con una intensa vida en sus museos y monumentos que son ideales para conocer todo el año.

La provincia de San Luis posee una geografía perfecta para el turismo, y no sólo para mirarla sino también para disfrutar de distintas actividades recreativas y de aventura que se han multiplicado en las últimas décadas. Pero además, tiene una intensa vida en sus museos y monumentos que son ideales para conocer todo el año.

 

1.- La Punta

El verano es pura fiesta

Más allá del descanso y el relax que uno busca, enero, febrero y marzo son meses para vivir y sentir los tradicionales festivales a lo largo del país. Música, comida y turismo para todos los gustos.

A lo largo y a ancho del país, el verano encuentra más allá de las playas, las sierras o las montañas, una serie de festivales por descubrir. La tradición, el trabajo, la cultura y sobre todo la música tienen espacio en decenas de encuentros que movilizan a miles de turistas. De Viaje hace un repaso de algunos de los eventos más importantes para que te animes a combinar aventura con costumbres criollas.

 

FIESTA DE LA PLAYA DE RÍO

Córdoba, ese imán que siempre atrae

La provincia vive a pleno los meses de verano. Desde la clásica Carlos Paz, pasando por Mina Clavero o Villa General Belgrano. Todos con sus precios para sacar cuentas.

Los turistas que elijan la provincia de Córdoba para el verano, saben que allí lo tienen todo. Desde playas tranquilas y otras populosas, agua de distintas tonalidades y temperaturas, amplia cartelera de espectáculos y una variada gastronomía para todas las edades.  Carlos Paz es un clásico de clásico que cada año renueva sus paseos, pero en el Valle de Punilla también hay mucho por descubrir en La Cumbre, La Falda, Capilla del Monte y Cosquín. Pero no menos concurridos son los pueblos y balnearios naturales de los valles de Traslasierra y Calamuchita. 

Los Esteros del Iberá se renuevan

Este gran humedal de Corrientes ofrece una particular combinación de temporada alta y baja. Un recorrido por Ituzaingó, Isla Apipé Grande, Colonia Carlos Pellegrini y Concepción del Yaguareté Corá.

Los Esteros del Iberá, el gran humedal de la provincia de Corrientes, ofrecen para los meses de verano una particular combinación de alta y baja temporada, según sea la localidad elegida por el visitante, con el consiguiente beneficio de las promociones, por un lado, y de nuevas atracciones por el otro.

Ituzaingó, Isla Apipé Grande, Colonia Carlos Pellegrini y Concepción del Yaguareté Corá, las cuatro localidades de mayor incidencia de la zona, renuevan sus actividades para enero y febrero con la mira puesta en captar el viajero que busca en estos sitios escaparle al bullicio.

Todos a la arena

Las playas de la provincia de Buenos Aires son las más elegidas cada verano por los viajeros. Un repaso por las principales para ir preparando las vacaciones.

NECOCHEA

Con más de 30 kilómetros de playas, entre las que conviven algunas más desérticas con las de más populosas, acantilados, grutas y médanos, Necochea siempre es un destino que despierta el interés de la familia para pasar los meses de verano. Sus amplios balnearios, una renovada área comercial, el deporte aventura y actividades para aprovechar la variada naturaleza, hacen de esta ciudad un lugar tranquilo pero con adrenalina, si es que uno la prefiere.

San Clemente, para chicos y grandes

sta ciudad donde el Río de la Plata desemboca en el mar Argentino ofrece además de las playas, Mundo Marino y Termas Marinas.

Matizada por la extraña y mutua disolución de río y mar producida constantemente en su territorio, la ciudad de San Clemente del Tuyú, situada a la cabeza del Partido de la Costa, presenta una compleja cartelera turística basada sobre todo en atractivos naturales. Tanto para chicos como grandes, además de las playas, esta localidad bonaerense cuenta con dos opciones ideales para el disfrute, la sanación y el aprendizaje: Mundo Marino y Termas Marinas.

Madryn siempre se renueva

Fundada por colonos galeses, la ciudad de Chubut es uno de los destinos más elegidos de la Patagonia y famoso en el mundo por el avistaje de ballenas en Península Valdés. 

Puerto Madryn, por colonos galeses en 1865, tiene para ofrecer una combinación única en temporada de verano. Porque hace calor, pero sopla un viento fresco; porque se puede entrar al mar y nadar, pero las playas no se atiborran de sombrillas; porque en los balnearios se ofrece todo tipo de actividades náuticas y cocina de mar, pero también hay mucho más para hacer y ver por fuera de lo que es playa, en los alrededores de la ciudad y en Península Valdés. Te damos cuatro razones para que planifiques una escapada a esta hermosa ciudad del noreste de la provincia del Chubut.

 

Páginas

video

Descargá el suplemento

Fecha de hoy

10/12/2017

tweets recientes